Problemas para poder tener Hijos

Este texto va para todas aquellas personas que están teniendo problemas para poder tener hijos, mi recomendación es que no pierdan la esperanza, yo conseguí quedarme embarazada y ahora estamos deseando que nazca para poder ver su carita.

Somos una pareja joven que nos diagnosticaron un problema por parte de mi marido (problema muy pequeño, porque todo tiene solución), no generaba la cantidad suficiente de esperma y los del recuento eran de muy baja calidad.

La Dra. Sanchez-Dehesa en todo momento nos dijo que eso no era ningún problema y que estaba convencida que seríamos padres, nos apoyó y nos ayudó como si fuéramos de su propia familia.

Posteriormente a mí me diagnosticaron un problema en el útero, me pusieron en tratamiento y se solucionó.

Una vez que nos hicieron todas las pruebas (analíticas, pruebas genéticas para descartar posibles deficiencias en el futuro bebé…) nos pusimos en tratamiento de fertilidad, directamente a la FIV (ya que no había otra manera de hacerlo y para no perder el tiempo).

fertilidad problemas

La Dra. Sánchez-Dehesa nos veía muy a menudo, llevaba un seguimiento muy riguroso y al detalle, nos veía hasta los domingos (para mí no tengo palabras de agradecimiento hacia ella, es nuestro Ángel de la guardia y el de nuestra futura pequeña).

Por fin llegó el momento de sacarme los óvulos que se habían generado tras el tratamiento hormonal, me sacaron 11, de los cuales sólo fueron válidos 4 y al unirlos con el esperma de mi marido solamente quedaron 2.

Cuando llegó el momento de la implantación decidí ponerme los dos. En ese momento yo lo estaba viendo todo y vi como mi pequeña se metía dentro de mí, fue tal la sensación, que me dio por llorar.

Lo peor de todo es la espera de los 15 días hasta que te hacen el análisis de la beta y te dan los resultados. Yo empecé a sangrar y creía que me estaba bajando el periodo pero era el sangrado de implantación. Mi pequeña ya estaba agarrándose a la vida.

Llegó el día de los resultados, confirmado, estamos embarazados. Yo no sabía qué hacer en el trabajo, solo llorar y llorar no podía parar, y mi marido cuando me oyó llorar y le dije los resultados, parecía un niño con una rabieta sin saber que decir.

En definitiva, solamente quiero dar ánimos a todas aquellas parejas que están teniendo dificultades para poder tener hijos, que no desesperen, que no se agobien, sé que es difícil hacerlo y muy fácil que yo lo diga ahora, pero la esperanza es lo último que se pierde.

Agradezco todo el trato de los profesionales, en especial a la Dra. Sánchez-Dehesa, ya que ha sido nuestro apoyo en todo momento, incluso ahora en el seguimiento del embarazo sigue siendo nuestro Ángel de la guarda.

Así que chic@s, ánimo y a por todas.

To Top