Testimonios

Estos son algunos de los testimonios de los pacientes de HM Fertility Center. No lo dudes y llámanos. Primera Consulta Gratuita

​​​HM Fertility Center  

​​​​​Cristina cumple su sueño de ser Madre

ser madre en fertility centerCristina tiene 31 años, está casada y es profesora de Primaria. Siempre había querido ser madre, pero un fallo ovárico precoz se lo impedía. Sus ovarios habían envejecido antes de lo normal y cuando conseguía ovular, los óvulos eran de mala calidad. Cuando decidió acudir a HM Fertility Center, dirigido por el Dr. Isidoro Bruna, llevaba un año y medio intentando quedarse embarazada. Ahora ya disfruta de Nico, de 14 meses, y va a empezar un nuevo tratamiento para aumentar la familia​...​









Más Testimonios



Por muy pocas posibilidades que haya, solo hace falta 1% para conseguirlo

Mi nombre es Yolanda y os voy a contar mi historia. Mis probabilidades de quedarme embarazada eran pocas, desde el primer momento era consciente que con mis 41 años no tenía muchas posibilidades, pero después de hablarlo con mi pareja quisimos intentarlo.

Decidimos ir a HM IMI Toledo por las opiniones que leíamos en internet y porque en Toledo tampoco hay muchas clínicas. Después de conocer al equipo nos dimos cuenta que habíamos acertado y que harían todo lo que estaría en sus manos para conseguir nuestro sueño. 

Desde el primer momento y con los estudios de mi pareja y mío nuestras posibilidades rondaban el 30% y nos lo tomamos como una buena noticia, estábamos muy ilusionados.

Tras empezar con el tratamiento en una de las últimas ecografías de los siete ovocitos que tenía, a consecuencia de la endometria de un ovario se me cayeron todos, contábamos sólo con cuatro (los de ovario izquierdo), fue entonces cuando el 30% se convirtió en un 17% y mis ilusiones se vieron tocadas. La verdad es que mi pareja me animó muchísimo y me hizo ver que en ese 17% estaríamos nosotros.

El día que me sacaron los ovocitos me comentaron que eran de calidad media y de los cuatro fueron fecundados tres.

Al tercer día me hicieron la punción, fue un momento muy especial, me transfirieron los dos que estaban en mejores condiciones.

Ya estaba todo el proceso hecho, sólo quedaba esperar (para mi fue lo peor) la espera.  Es un poco estresante y cuando se va acercando el día de la prueba de embarazo y la regla no aparece se pasan muchos nervios.

Después de hacerme la prueba me dijeron que en unas hora me lo dirían. Y por fin la noticia fue POSITIVA, qué alegría.

Espero que mi testimonio sirva para animar a otras parejas a pensar que por muy pocas posibilidades que haya solo hace falta 1% para conseguirlo."

 






Hola, mi nombre es Carmen y ésta es mi historia.

"Tengo 33 años y en mis intentos de ser madre me detectaron endometriosis bilateral severa. Acudí a un centro donde después de un largo tiempo decidieron operarme para poder realizar fecundación in vitro. Me realizaron dos, que fueron negativas. Mis ánimos y esperanzas se vinieron abajo, para una tercera decidieron que no era apta, fue entonces cuando decidí acudir a HM Fertility Center Toledo. 

Estudiaron mi caso con más profundidad y vieron donde estaba el problema, me dijeron mis opciones y elegí probar, la beta espera fue eterna creí que no pasaría de ahí y cuando me dijeron que era positiva... No puedo describirl,o fue increíble. Tuve un leve sangrado donde realmente pensé que ahí acaba todo. Ahora estoy de 7 semanas y escuchar el latido de mi bebé ha sido lo más bonito del mundo.

Quiero dar las gracias a HM Fertility Center Toledo por hacerlo posible y a todas aquellas que estáis intentando conseguir vuestro sueño, no os desaniméis. Sólo hay que elegir bien. ¡Ánimo!




Quiero compartir con vosotros mi vivencia personal.

"A los 31 años llegó la noticia, como un jarro de agua fría, en un control ginecológico rutinario: tengo menopausia precoz y por consiguiente adiós a la maternidad... pero no. 

Después de caer en manos de buenos profesionales, nos recomiendan la ovodonación. Al principio nos parece una idea descabellada, fuera de lugar, pero poco a poco vamos asumiendo nuestro problema y llegamos a una conclusión que nos dañaba y provocaba muchísimo dolor, PERO si queríamos ser padres había que ser realistas y esa era la única vía.

Después de dos duros años, varios intentos, ciclos y betaesperas, hoy por hoy, se encuentra entre mis brazos lo más amado e importante que tenemos, MI HIJA."


¡Lo conseguí!

"Tras tres decepciones empecé el cuarto ciclo, decidí dejar la mente en blanco y dejar que pasaran los días. En ese ciclo intenté no agobiar tanto a mi pareja y estar de mejor humor y sorprendentemente ¡lo conseguí! ¡Ahora mismo estoy embarazada de 3 meses y medio y no puedo estar más feliz de lo que estoy!

Deciros que todo el proceso merece la pena, que cuando lo consigues todo lo pasado y todas las preocupaciones se olvidan y que la ilusión y la felicidad te embargan. 

Algo muy importante que os recomiendo es que intentéis sobrellevar todo el tratamiento de la mejor manera posible, es muy importante que no deterioreis la relación con vuestras parejas, debéis de ser conscientes de que ellos tienen la misma ilusión y preocupación que vosotras".


Nunca perdí la esperanza

"Durante 8 años me he sometido a muchos tratamientos de reproducción asistida pero ninguno con éxito. 

Nunca perdí la esperanza y tras dos intentos en el centro, no puedo ocultar mi felicidad porque hace una semana recibí la mejor llamada de mi vida, mi beta era positiva y con ella he recuperado la sonrisa perdida. 

Es una sensación imposible de explicar. Gracias por el trato personal, confidente y profesional que he recibido. Os debo el motivo de mi felicidad"


No puedo expresar mi agradecimiento a todos vosotros

"Después de cinco año intentando quedarme embarazada una amiga me habló del centro. 

Me costó mucho acudir pero desde el primer momento la ginecóloga me hizo sentir muy bien porque me explicó todo y me habló sobre las posibilidades que existían. 

Tras pensarlo mucho me sometí al tratamiento y tras un negativo y mucha desesperación, lo intenté de nuevo y estoy embarazada de 20 semanas. No puedo expresar mi agradecimiento a tod@s vosotr@s"


Somos una pareja de chicas jóvenes (30 y 36 años) 

Somos una pareja de chicas jóvenes (30 y 36 años) que decidimos someternos a un tratamiento de fertilidad con la Dra. Sánchez Dehesa para ser madres y formar nuestra propia familia.

Todo comenzó allá por el mes de septiembre de 2016 cuando en nuestra primera visita ginecológica la Doctora nos dijo que a priori no tendríamos ningún problema para poder someternos al tratamiento. 

A día de hoy estamos embarazadas de 11 semanas y ya hemos visto y escuchado a nuestro futuro bebé en la segunda eco, además de que la primera analítica también esta perfecta. Estamos muy felices y agradecidas de poder disfrutar de esta nueva etapa de nuestras vidas.

Todos y cada uno de los días que hemos asistido a la consulta con la Doctora nos hemos sentido especiales, únicas y muy queridas, tanto ella como todo su equipo son geniales, siempre hemos dicho GRACIAS al salir por la puerta, un gracias de corazón como los ME ALEGRO y ENHORABUENA que nos ha dedicado la Doctora en cada una de las visitas.

Sólo tenemos palabras de agradecimiento por el inmejorable trato recibido y su amplia disposición para con nosotras.

Animamos a todas aquellas parejas como nosotras, a dar este paso tan bonito, el cual aunque supone un esfuerzo económico, en el momento que ves el test de embarazo positivo, todo cambia, todos los malos momentos se olvidan y sólo se piensa en disfrutar del nuevo estado fisiológico de la futura mamá y esperar el día en que podamos tener a nuestro bebé en los brazos.

Por último y aunque nos repitamos, GRACIAS y mil veces Gracias a la Doctora Marta Sánchez Dehesa por haber hecho realidad nuestro sueño.
Fdo: Dos futuras mamás toledanas".


Salí de allí con la convicción de que era posible

Había perdido la ilusión pero animada por mi pareja visité uno de los centros. 

No sé por qué pero salí de allí con la convicción de que era posible, de que tenía que luchar. Poco después me dieron la mejor noticia de mi vida. 

¡Gracias hoy y mil veces por ser como sois!



Para mi es "mi 17%"

 

Soy una paciente de HM Fertility Center Toledo. Acudí para pedir información sobre las técnicas de reproducción asistida. Os pongo en antecedentes…tengo 42 años, soltera y mi deseo de ser madre me llevó allí. Por circunstancias de la vida personales y profesionales dejé pasar el tiempo y creo que mucho. La idea de ser madre soltera llevaba rondando en mi cabeza aproximadamente 10 años y debería de haberme decidido mucho antes.

Pero las circunstancias mandan y este año a finales de mayo me decidí. En mi primera consulta me hablaron muy claro, inseminación descartada y las posibilidades de ser madre con mis óvulos eran bajas. La tercera opción sería con donación de óvulos. Pero antes de tomar una decisión, había que realizar un estudio. Desde ese día sabía que iba a ser difícil ser madre, el porcentaje era alrededor de un 20% frente a un porcentaje mayor si fuera donación.

Comencé el proceso con el estudio, pruebas, análisis, etc. Y una vez con todos los resultados…vuelta a consulta. Me iban a plantear de nuevo las posibilidades, las opciones y demás información. Seguíamos teniendo los mismos porcentajes, la misma edad, etc.

Mi decisión fue probar con mis óvulos. Me lo tomé como un proyecto si sale bien y sino pues ya pensaría que hacer. Decidí intentarlo aun sabiendo que la probabilidad era baja. Ese mismo día comencé el tratamiento. La verdad que todo ha ido tan rodado y rápido que no me ha dado tiempo a pensarlo mucho. Todo comenzó a finales de junio.

Después de un mes aproximadamente de tratamiento, me dicen que tengo ovocitos, pocos, pero tengo. Los últimos días antes de la punción, continuamos con pocas probabilidades, un 17% para ser más exacta. Ese es el porcentaje que me marcó y me dijo mi doctora que había. Llegado ese punto íbamos a por todas. Tres días después me realizaron la punción y de los 11 o 12 ovocitos que aparecían en la ecografía, solo pudieron extraer con éxito o válidos 3 (no sé si los términos son los correctos). En fin, la realidad que solo teníamos 3 para probar (para mi proyecto como yo lo llamo) al día siguiente me llamaron para decirme cuantos habían sido inseminados y cuando seria la transferencia. Recordar…un 17%.

Se lo comunicaron a mi madre, de los tres solo 1 era el que valía, solo uno. Mi madre me dió la noticia diciéndome que no íbamos a tener 2 porque solo se había conseguido 1, sólo teníamos UNO. Yo en ningún momento me lo tomé como una mala noticia, al contrario, como durante todo el proceso seguía estando tranquila, relajada y pensando que lo que tuviera que ser, sería.

La transferencia me la hicieron al día siguiente y muy tranquila les dije a todo el equipo que había: "cuidarlo muy bien porque solo teníamos una oportunidad, nos lo jugábamos a una carta e íbamos al límite", más o menos esas fueron mis palabras. La doctora me dijo que le sorprendía la tranquilidad que tenía en la situación que estaba y que ese embrión le había gustado a todo el equipo mucho desde el primer momento y después me lo enseñaron en pantalla.

Después de la transferencia a casa, unos días de reposo, tranquilidad y relajación, muchos mimos y cuidados por parte de la gente que me rodea y me ha apoyado en el proceso. Ellos estaban muy muy nerviosos, inquietos y preocupados, mientras yo era la que les tranquilizaba diciéndoles que lo que tuviera que ser, sería, consciente de ir al límite y con poquísimas posibilidades. El porcentaje era bajo, muy bajo, solo un embrión. O se implantaba o no había otro que lo intentase (lo normal es implantar dos por el por si acaso). Yo…todo al límite pero tranquila.

La espera de las dos semanas para realizar el análisis de confirmación las pasé muy tranquila. Solo pensaba en si tiene que ser, sería. Y si no, pues lo había intentado.

Llegó el día y el resultado fue positivo, un POSITIVO que nadie esperaba por las pocas posibilidades y que llenó de alegría a los que me rodean. Todos querían ese positivo, pero eran conscientes de lo difícil que era conseguirlo.

Hoy en día han pasado aproximadamente 7 semanas desde la implantación y ya hemos oído el corazón. Todavía lo veo como un proyecto, considero que es muy pronto, voy paso a paso y sin prisa.

El contaros mi historia es para dar ánimo y esperanza a esas mujeres que si tienen dudas que se lancen y prueben, con la mente abierta a todos los resultados, que lo miren como un proyecto, que lo intenten, que no se queden con las ganas y sobre todo no se obsesionen con el resultado, que se dejen llevar con tranquilidad. 

MI 17%

Un saludo


To Top